Monsanto sucks!

lunes, 4 de julio de 2011

La detención ilegal de Agostinho Chicaia o los intereses petroleros

El lunes 20 de junio fue detenido en el aeropuerto de Khinshasa el activista ambiental Agostinho Chicaia, reconocido defensor social y ambiental de la rica provincia petrolera de Cabinda, exclave angolés (territorio nacional separado por un territorio extranjero, en este caso por el Congo) que viene padeciendo gravísimas consecuencias sociales y ambientales por la corrupción gubernamental y, más que nada, por la voracidad, el irrespeto hacia el trabajador y la falta de escrúpulos de la trasnacional Chevron.
Agostinho Chicaia, que se dirigía a Zimbabwe a una reunión de ambientalistas sobre diversidad ecológica,  viene padeciendo desde entonces una situación de la que nadie se hace responsable. La nota es de una publicación belga.

Activista Ambiental de Angola arrestado en Kinshasa


El lunes fue arrestado en el aeropuerto de Kinshasa el famoso activista angoleño Agostinho Chicaia cuando intentaba tomar el avión a Harare. Chicaia es expresidente de la Asociación Cívica Cabindense Mpalabanda, en la que pacíficamente lideraba una campaña a favor de una mayor autonomía para el exclave de Cabinda. Fue arrestado a petición de las autoridades angoleñas.


Agostinho Chicaia, agrónomo de profesión, ha vivido los últimos dos años en un exilio voluntario, principalmente en el Congo Kinshasa, en la capital.
Es coordinador de Pointe-Noire (Congo-Brazzaville), encargado por el proyecto ecológico de las Naciones Unidas en Mayombe, lugar destinado a ser mejorada en su protección de la vasta biodiversidad de las selvas tropicales en esa región de Bas-Congo y las regiones vecinas del Congo Brazzaville y Angola. Esta área se encuentra bajo fuerte presión de la industria petrolera.
En 2009 publicó el capitulo "Angola" y el informe anual de la crítica "alternativa" de la actitud del gigante petrolero Chevron, bajo el título "El Verdadero Costo de Chevron. Un informe alternativo anual".
A principios de este año fue en la capital angoleña, Luanda, donde se consultó con el personal de diversos ministerios relacionados con el proyecto de la ONU. También se reunió con el gobernador de Cabinda. Los observadores suponen por lo tanto que no fue aprobado directamente por el gobierno de Angola.


Un nombre de la lista negra


Pero al parecer, su nombre todavía estaba en una lista negra de la Embajada de Angola en el Congo. El lunes, cuando hizo una escala en el aeropuerto de N'Djili para ir a Harare en Zimbabwe para una reunión de la ONU, fue detenido por la policía del aeropuerto. El autor era detenido por la ANR, la inteligencia del congo, en espera de ser interrogado por la policía angoleña.
Exclave de Cabinda: un aceite rico y polémico
Cabinda es desde la época colonial parte de Angola, pero geográficamente separada por una franja de territorio del Congo-Kinshasa al norte de la desembocadura del río Congo.
El área relativamente pequeña (100.000 km2, con 300.000 habitantes) es de gran importancia estratégica para la economía angoleña, una de las mayores reservas de petróleo en el continente. Desde hace varios años, Angola es el mayor exportador de crudo en Africa al sur del Sahara. Angola es además el principal proveedor de petróleo de África a los EE.UU. y China.
Desde el final de la época colonial en 1975 y principios de los 27 largos años de guerra civil devastadora de Angola, se produjo un grupo separatista armado (FLEC - Frente de Liberación del Enclave de Cabinda) que estuvo aislado del resto del país.


La militarización de Cabinda


Incluso despuès de la firma del Acuerdo de Paz entre el gobierno del MPLA y la UNITA el 4 de abril de 2002 el FLEC mantuvo sus ocasionales ataques. El gobierno del presidente José Eduardo Dos Santos intentó con una fuerte presencia militar en la provincia rebelde mantenerla bajo control. Y a menudo se vio involucrado en atrocidades contra los civiles sospechosos de apoyar a la guerrilla del FLEC.´
La detención de Agostinho Chicaia tiene muchas lecturas separadas de los representantes de la sociedad civil angoleña en Angola, dentro y fuera del país.
Según el Padre Raúl Tati, un activista de derechos humanos y exempleado de Mpalabanda Cabinda, las autoridades congoleñas son quienes llevaron todo esto a la situación actual. Tati ve la detención de Chicaia como "repugnante y un claro intento de Luanda por silenciar las voces pacíficas de la sociedad civil en Cabinda". Tati acusa al gobierno de Angola: "no es que quieran una soluciòn pacífica sobre el conflicto y el futuro de Cabinda, lo que quieren es el petróleo".


"El acoso sobre la sociedad civil hace que nuestro trabajo sea imposible"


José Patrocinio, coordinador de la ONG Omunga, dice que la detención de Chicaia es "otro indicio más sobre el clima represivo y de persecución e intimidación que vuelve imposible el trabajo de los activistas en Angola". En una entrevista afirmó que su organización, junto a otras no gubernamentales, están tratando de obtener información sobre el paradero de Chicaia.
La ley de Angola en los delitos contra la seguridad del Estado, que está fechada en la época de la guerra civil, sin embargo fue totalmente cambiada por el Parlamento. En su lugar se vuelve un instrumento utilizado por los gobiernos para acallar las voces críticas y condenarlas al silencio.


La corrupción y la débil oposición


Desde el comienzo de este año en Angola, han habido varios intentos de protestas populares contra la política del gobierno de forma más concreta. Hasta ahora, los resultados fueron bastante limitados. La oposición política tras las elecciones de septiembre de 2008 se debilitó. Y el próximo año habrá elecciones presidenciales.
El presidente José Eduardo Dos Santos (MPLA) ha estado en el poder desde 1979. Su régimen se caracterizó por la corrupción generalizada y el abuso de poder. Mientras que Angola, es potencialmente el país más rico del África, gracias a los ingresos por exportaciones de petróleo, su población vive por debajo del umbral de pobreza. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada